Notas de Café
Cómo preparar un espresso
Cómo preparar un espresso
Empecemos por lo más básico. Espresso es una forma de preparar el café que se caracteriza por tener un sabor más concentrado que otras bebidas. Para hacerlo, no se necesita de una sola variedad de grano, tostión o mezcla en específico. Así que toma tu café favorito y comencemos:

1. Utiliza una cafetera especial

Necesitarás una cafetera espresso, porque esta bebida debe ser preparada con agua a presión, casi hirviendo, que pasará a través de los finos granos de café, ayudando a dispersar los ricos aceites del mismo.

cafe

2. Ten en cuenta la taza:

El shot de espresso mide una onza y tiene una textura un poco más espesa que los cafés preparados de otra manera. Para preparar un espresso necesitarás de 8 a 10 gramos de café aproximadamente. Ten en cuenta que se suele calentar ligeramente la taza de porcelana para evitar que el café se enfríe al servirlo, para esto puedes lavarla con agua caliente justo antes de servir la bebida.



cafe

3. Asegúrate de que no hayan residuos de cafés anteriores:

Tradicionalmente, las máquinas de espresso tienen un nivelador que necesita ser manipulado y retirado para poder presionar el agua hasta el fondo de la taza. Sin embargo, antes de hacerlo debes asegurarte de que esté limpio. Lo mismo sucede con el filtro, debe estar limpio y seco porque eso puede afectar el resultado final de tu café.

cafe

4. El tiempo también importa:

Un espresso se prepara rápidamente y si es hecho de forma correcta, tendrá una capa de crema dorada en la superficie. Así que debes asegurarte de tener todo lo que necesitas antes de empezar el proceso ya que si no lo haces rápido el café no se extraerá bien y puede quedar amargo. El rango de preparación es de 20 a 30 segundos, pero puedes experimentar un poco para obtener el mejor resultado.



cafe

5. La crema define una buena preparación:

La crema se forma cuando en la extracción del café, el agua a presión provoca que microburbujas de aire se combinen con los aceites solubles del café, siendo la responsable de añadir un rico sabor y aroma. Usualmente, este es el indicador de un espresso que ha sido hecho correctamente.

cafe




Dos tips muy sencillos para que tengas en cuenta:

1. Cuando la crema es dorada y perdura, podemos decir que el espresso quedó bien.

2. Cuando la crema es pálida y delgada, la bebida no tendrá la misma intensidad en el aroma y sabor.

Para finalizar queremos aclarar que un espresso no tiene más cafeína que un café normal, esa es una percepción incorrecta.
Ahora que sabes algunos tips de lo que se necesita para reconocer un buen espresso,
te invitamos a que lo intentes y experimentes con sus múltiples presentaciones.